Biografía corta de Juana de Arco




  • Nombre completo/verdadero: Juana de Arco 
  • Lugar de nacimiento: Domrèmy, Francia
  • Fecha de nacimiento: 6 de Enero de 1412
  • Fallecimiento: 30 de Mayo de 1431
  • Ocupación: mártir, santa y  militar (soldado).
Juana de Arco más conocida como la Doncella de Orleans, procedía de clase trabajadora, sus padres eran humildes trabajadores y por tanto la educación de Juana fue escasa. Nació y tuvo su infancia en la época de la Guerra de los Cien Años, un tiempo sangriento y conflictivo. Esta guerra llevó al enfrentamiento de Carlos  VII de Francia contra Enrique VI de Inglaterra, debido a que este último quería conquistar el Norte de Francia. Enrique VI tenía intención de ocupar el trono Francés.

Entre los 10-13 años, aproximadamente, Juana decía escuchar voces, nobles y compasivas, que le protegían y le aconsejaban ir a la Iglesia. Más tarde, le decían que encabezara un ejército, con el objetivo de recuperar Francia y liberarla de Inglaterra. Estas voces divinas, que le hablaban y sugerían llevar una vida piadosa y religiosa, terminaron por aparecerse a Juana de Arco. Las primeras voces que pudo reconocer fueron  la de Santa Catalina de Alejandría y Margarita de Antioquía que le indicaban ir por el camino devoto. Pero fue San Miguel, el que se apareció y la encaminó a dirigir las tropas francesas, para liberar a su pueblo y coronar Carlos VII, heredero al trono.

En su primer intento de ayudar, en 1428 fue a Vaucouleurs pero fue rechazada. Nadie la tomó en serio por su escasa edad, añadido a su género. Poco después el ejército inglés atacó Orleans, invadiendo y tomando posesión de este. El pueblo francés tuvo que huir a Chinon en busca de refugio, En su siguiente intento, fue evaluada por varias personas de confianza del delfín Carlos VII, y Juana fue aceptada y nombrada caballero, para guiar el ejército y recuperar Orleans.

Juana se puso a dirigir una tropa de al menos cinco mil hombres en 1429. Estos lucharon y ganaron la batalla expulsando así a los Ingleses  de Orleans y recuperando el territorio para Carlos VII de Francia. Juana luchó en varias batallas más. También ayudó a coronar al heredero de Francia, Carlos VII. Tras acabar con su cometido, Juana dejó de escuchar las voces y decidió que era hora de regresar a su casa. Debido a las victorias, se le pidió que se quedara luchando por el pueblo Francés. En 1430 fue capturada y entregada a los Ingleses, por el Duque de Borgoña después del asedio a Compiégne.

Juana de Arco fue llevada a Ruán. Allí ante un tribunal eclesiástico, donde no tuvo defensa alguna, fue acusada de ir en contra del rey Enrique VI y también acusada de hereje, debido a las voces que escuchaba. Murió el 30 de Mayo de 1931, condenada a morir viva en la hoguera por herejía y brujería.



Pulsando el botón G +1 nos ayudas a introducir nuevas biografías.
Gracias :)
Compartir en Facebook y Twitter:



0 comentarios:

Publicar un comentario