Biografía de Horacio Quiroga

Biografía corta de Horacio Quiroga

Nombre Completo: Horacio Silvestre Quiroga Forteza

Nacimiento: 31 de diciembre de 1878 Salto, Uruguay

Nacionalidad:  Uruguay

Horacio Silvestre Quiroga Forteza (Salto, Uruguay, 31 de diciembre de 1878, Buenos Aires, Argentina, 19 de febrero de 1937), cuentista, dramaturgo y poeta uruguayo. Fue el maestro del cuento latinoamericano, de prosa ví­vida, naturalista y modernista. Sus relatos breves, que a menudo retratan a la naturaleza como enemiga del ser humano bajo rasgos temibles y horrorosos, le valieron ser comparado con el estadounidense Edgar Allan Poe.

En su primer libro, "Los arrecifes de coral", compuesto por 18 poemas, prosa poética y cuatro relatos, Quiroga pone en evidencia su inmadurez de adolescente. En sus relatos está ya en germen el estilo modernista y naturalista que identificaría al resto de su obra.
Las novelas "Historia de un amor turbio" y "Pasado amor" tratan sobre el mismo tema, los amores entre hombres maduros y mujeres adolescentes que, en su vida personal también preocupaba al autor. 
En la primera de ellas Quiroga divide la acción en tres etapas. En la primera, una niña de 9 años se enamora de un hombre adulto. En la segunda parte, el hombre, que no se había percatado del amor de la niña, pasados ocho años, comienza a cortejarla. En la tercera parte el hombre narra la última parte de su amor, han pasado diez años desde que la joven lo ha abandonado. La acción se inicia aquí, en tiempo presente.
En "Pasado amor" la historia se repite: un hombre maduro regresa a un lugar tras  años de ausencia y se enamora de una joven a la que había amado siendo niña.
Conociendo la historia personal de Quiroga, se evidencian las características autobiográficas de ambas novelas. El nombre de la protagonista de "Historia de un amor turbio" es Eglé (así se llamaba la hija de Quiroga, de una de cuyas amigas se enamoró el escritor y que llegaría a convertirse en su segunda esposa).
Lo más trascendente de su obra son los cuentos cortos, género en que el autor alcanza la madurez, impulsando en el mismo sentido a toda la narrativa latinoamericana.
Influido por Rubén Darío y los modernistas, poco a poco el modernismo comienza a volverse decadente, describiendo a la naturaleza con minuciosa precisión pero dejando en claro que la relación de ella con el hombre siempre representa un conflicto. Extravíos, lesiones, miseria, fracasos, hambre, muerte, ataques de animales, todo en Quiroga plantea el enfrentamiento entre naturaleza y hombre tal como lo hacían los griegos.
La morbosa obsesión de Quiroga por el tormento y la muerte es aceptada mucho más fácilmente por los personajes que por el lector: la técnica narrativa del autor presenta protagonistas acostumbrados al riesgo y al peligro, que juegan según reglas claras y específicas. Saben que no deben cometer errores porque la selva no perdona, y, al caer, lo hacen con algo de «espíritu deportivo» y suelen morir, dejando al lector angustiado.

La vida de Quiroga, marcada por la tragedia, los accidentes de caza y los suicidios, terminó por decisión propia, cuando bebió un vaso de cianuro en el Hospital de Clí­nicas de la ciudad de Buenos Aires a los 58 años de edad, tras enterarse de que padecí­a cáncer de próstata.



Pulsando el botón G +1 nos ayudas a introducir nuevas biografías.
Gracias :)
Compartir en Facebook y Twitter:




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes